Turismo, una opción para las comarcas

0
147

Todo este tema de las controversias con las hidroeléctricas y las mineras que ha causado que los indígenas salgan a protestar me ha hecho pensar mucho sobre la sostenibilidad de su población. Creo que un factor muy importante que ha causado esta situación es la falta de diálogo y de participación de parte de los indígenas con las compañías que desarrollan todos estos megaproyectos.

En Panamá los indígenas son la población más marginada y específicamente los ngäbe buglés. En otras partes del mundo los gobiernos han limpiado su conciencia dando concesiones especiales a los indígenas para hacer negocios. Yo fui a la universidad en Florida, Estados Unidos, y los seminoles, el emblema de mi universidad Florida State, son una tribu muy rica y poderosa que ha incursionado en los casinos y en la industria turística con su hotel emblema Hard Rock.

Mi agencia trabaja con 4 grupos indígenas: gunas, emberás, naso teribes y ngäbe buglés. Puedo decir que los gunas definitivamente son los mas fuertes en el sector turismo.

Ellos explotan el turismo sostenible y ofrecen tours como transporte y hoteles. A los gunas le siguen los emberás, que más que todo tienen tours de día que organizan con transportistas que no son parte de la comunidad.

Los ngäbe buglés y los teribes están apenas incursionando en el área de turismo en la provincia de Bocas del Toro. Involucrar a las culturas indígenas en la industria del turismo crea una fuente sostenible de ingresos para todos los miembros de la comunidad.

Como lo veo, hay dos obstáculos: primero, la educación sobre cómo se deberían desarrollar estos proyectos, y segundo, los recursos para ejecutarlos. En territorios comarcales no se puede invertir si no eres de la comarca, lo que es un problema porque no pueden conseguir fondos de grupos inversionistas y los que se han atrevido a hacer proyectos en estas zonas han salido muy mal.

Al no dejar inversión extranjera, los fondos tendrían que ser aportados por otras fuentes y asesorados por expertos en estas materias que puedan guiar a las comarcas sobre cómo desarrollar sus atractivos.

El desarrollo sostenible de las comarcas es la única forma para que estos panameños salgan de la pobreza y ellos mismos puedan tener progreso en sus tierras y tener una mejor vida.

Artículo publicado en La Prensa de Panamá el 23 de febrero 2012.